DON BOSCO VIVE
don_bosco.jpg


Don Bosco vive porque mientras haya un joven a quien "educar en cristiano", estará viva su esencia. Mientras haya un cristiano que porte y tome parte en la misión que el mismo Cristo le encomendó a Don Bosco, y que nos encomienda a cada uno de nosotros, salvar almas, y convertir a lobos en dóciles y mansos corderos como el Maestro, estará viva su esencia. Por eso Don Bosco vive en lo más profundo del ambiente salesiano, cerca de los educadores y de los jóvenes, para seguir haciendo realidad su sueño, el de salvar almas, y clama animándonos a todos a seguir su ejemplo, el camino hacia aquél que siempre le acompañaba en el bolsillo de su sotana, Jesús, el de la Cruz.

Por eso, para reavivar la llama prendida por D. Bosco, para conocerle mejor para amarle, a él y a Jesús, desde el conocimiento, coincidiendo además con el mensaje que S.S. Benedicto XVI nos transmitió en la JMJ 2011 en Madrid, y nos encargó especialmente a todos los educadores, unir el amor con el conocimiento, y encaminarnos a la búsqueda permanente de la verdad, profundizamos en su conocimiento y carisma.

Vivir el mensaje de Don Bosco, es un lujo, que nos debemos sentir obligados a transmitir, al igual que los apóstoles lo hicieron con el mensaje de Jesús, para que perdure y se extienda por todo el mundo, ya que aunque pueda parecer que nuestra juventud tenga la vida resuelta, pueden tener más carencias y necesitar tanta o más ayuda que los jóvenes de Don Bosco.

Por eso, desde aquí, pretendemos actualizar la vida y la obra de Don Bosco, vida de extremo sacrificio, dedicada a la ayuda de los jóvenes y los más necesitados, habiendo ya vivido el bicentenario de su nacimiento, en 2015. Qué mejor regalo que brindarle nuestro agradecimiento desde aquí, reviviendo su vida y su obra. Gracias Don Bosco